viernes, 16 de marzo de 2012

Escenografía para torpes: como hacer un río.


¡Hola amigos!, hoy quiero traeros la solución o por lo menos los ánimos para que os pongáis sierra en mano, digo...cúter en mano y rellenéis vuestro tablero de escenografía. Para que se haga más ameno para la vista junto a vuestros ejércitos en una batallita.


Os traigo un formato sencillo, barato y rápido, vamos para gente que tenga pocas ganas de hacer escenografía, que no tenga dinero o que sencillamente quiera hacer cosas de escenografía pero que no sepa usar unas tijeras. Vamos como yo...
En mi caso tengo que decir, que siempre me ha fascinado ver escenografía hecha por aficionados y que estuviese muy elaborada. Pero siempre que me he puesto, pues...me he cortado, el pegamento se me ha caído, la pintura se me secaba o no conseguía una mezcla decente... Pero harto de seguir con mi triste tablero color verde poker, he decidido hacer una serie de elementos de escenografía.

Pues bien, este es el 1º articulo de una serie de ellos, en los que iré explicando poco a poco y como pueda, cosas que voy haciendo para daros ideas.

Empecemos con los ríos. ¿A quien no le gustaría hacer o tener un escenario con un río? Es muy típico que se den batallas o escaramuzas a las horillas de los ríos, da mucho juego y seguramente puedas ponerlo de fondo sino quieres que este estorbando en todo el medio.

En primer lugar conseguiremos 1 trozo de cartón, lo cortaremos en trozos para representar lo que sería un tramo de agua. Todo correcto hasta aquí, pero en un río se necesita representar también la orilla, ¿no? Bueno para eso podremos elegir o una tira de cartón fino, por ejemplo de cereales o un trozo más gordo de porexpan comprimido (del que no se hace bolitas). Lo pegamos en los laterales y ya tenemos la primera parte.



Segunda parte, ya tenemos realmente lo que es la forma, ahora conseguimos pintura de tempera. En mi caso conseguí las pinturas de hacía siglos, de cuando tenía plástica en el instituto... Aunque estaban algo secas y compactas, pude recuperarlas con algo de agua. Bueno, una vez tengamos dichas pinturas, que en este caso con 2 colores nos bastará, tanto el azul como el verde o el marrón. 


Una vez terminada la pieza, podemos darle unos toques de calidad...dentro de lo que cabe con otro tono de verde o marrón con una esponja. Con el color del agua, se puede dar otro tono más clara y un blanco para que se represente la espuma por ejemplo. (Os pongo un video para que veáis la técnica)



Terminadas todas las piezas, podéis poner la forma que queráis del río y ponerlo en el escenario para empezar a disfrutar.



También decir que es muy fácil de almacenar apiladas una encima de otra y se pueden guardar en un cajón o debajo de la mesa o de algún sofá, por lo que merece la pena el tener este riachuelo facilito que se hace en menos de 1 hora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...